Rebirthing

En una sesión de Renacimiento la persona respira en un ritmo fluido y profundo aproximadamente una hora. Ese ejercicio de respiración crea un ciclo completo de energía que relaja y al mismo tiempo energiza considerablemente.

Interiormente, esta conexión con la fuerza vital que la respiración facilita, conduce a una profunda experiencia de unión con el Universo, con el Todo, que es tanto liberadora y curadora, como espiritual y muy placentera.

En la medida que la persona se siente en seguridad en su universo interior, con sus sentimientos y emociones, el subconsciente va liberando antiguas creencias y programaciones que son muy poderosas en la creación de la propia realidad, y que tienen una gran influencia en la manera de percibir la vida, el mundo y la relación con los demás.

En las sesiones de Respiración se crea ese espacio de seguridad que permite a la persona acceder a estos pensamientos y programaciones que van aflorando, y cuando ellas corresponden con “realidades no deseadas”, ella puede, entonces, tomar nuevas decisiones y hacer nuevas elecciones que le permitirán crear cada vez más conscientemente la realidad que ella verdaderamente desea.

El proceso de Renacimiento implica una toma de responsabilidad de la propia vida y de lo que se ha creado, y es, por lo tanto, una toma de poder con relación a lo que se va creando a partir de ahora.

 

Anuncios